Discos de Freno: en qué consisten y cómo conservarlos o reponerlos

Publicado en por Miguel A. Cartagena

Los discos de freno forman parte del sistema de frenado de un vehículo por lo que hay que prestar bastante atención a su conservación. Actualmente se instala en la mayoría de los vehículos de serie este sistema de frenado, por lo menos en las ruedas delanteras. A continuación se explica el funcionamiento del disco y consejos en su conservación

Función y conservación del disco de frenado

El sistema de frenado de un vehículo puede hacerse con dos tipos de freno o dos elementos frenantes, la pastilla o las zapatas.

Las pastillas son las que frenan el giro del disco y las zapatas el giro del tambor.

El sistema más habitual es de pastillas y discos de freno cuyo funcionamiento se basa en hacer frenar el disco que va solidario con el giro de la rueda.

El elemento que frena al disco se llama pastilla y está sujeto a la mordaza.

El disco de freno gira con la rueda y por rozamiento a modo de pinza la pastilla frena ese giro.

Por lo tanto se genera un rozamiento muy intenso que hace que la pastilla se desgaste contra el disco.

Cuando el conductor pisa el pedal del freno de servicio o de pie se activa el sistema de frenado.

La fuerza que ejerce el conductor sobre el pedal es directamente proporcional a la cantidad de frenada.

El sistema de frenado en turismos es hidráulico, es decir, se utiliza un líquido e independiente para cada rueda.

Como los líquidos son incompresibles al pisar el pedal de freno se intenta comprimir un líquido que desplaza un pistón que a su vez ejerce presión sobre un émbolo que acciona y desplaza las pastillas contra el disco a modo de pinza.

Así es cómo se frena un vehículo con este sistema por el desplazamiento de un pistón contra las pastillas y éstas a su vez contra los discos.

Por el rozamiento generado se crea mucha energía calorífica que ha de ser evacuada al exterior, por ello las llantas en los vehículos poseen agujeros.

Para mantener y conservar el disco es conveniente realizar el cambio de las pastillas en su momento y no esperar a que la misma pastilla se desgaste del todo.

Entonces es la mordaza o calipers, que es la parte metálica, la que roza y desgaste el disco de freno.

Para el mantenimiento es fundamental que las llantas realicen una correcta evacuación del calor en la frenada así se evitan las grietas, la cristalización del disco y las deformidades por exceso de calor.

Cuando en la frenada se escucha un chirrido es por el roce contra el disco metálico por lo que probablemente se tenga que proceder al cambio de ambos elementos, la pastilla y el disco.

En definitiva

Los discos de freno forman parte del sistema de frenado en los vehículos por lo que hay que dedicar un mantenimiento mínimo.

Para la buena conservación hay que observar el desgate de las pastillas y evacuar bien el calor de frenada.

roue 2Brake calipers

Etiquetado en Accesorios y Repuestos

Comentar este post